EL BINGO DE LAS EMOCIONES

El origen de la palabra emoción lo podemos encontrar en la palabra latina emotio, emotionis, que se deriva del verbo emovere que significa moverse hacia el exterior.

Las emociones son un radar que nos permiten conocer nuestra relación con el exterior, con el entorno y con las demás personas. Las emociones son la llave para abrir nuestro interior al entorno y poder desarrollarnos con todo nuestro potencial. Es el termómetro que nos indica cómo estoy yo frente a lo que está ocurriendo, cómo lo percibo y cómo establezco una respuesta a lo que sucede.

Conocer nuestras emociones y aprender a gestionarlas marca la diferencia entre reaccionar y responder. La reacción es el resultado de dejarnos arrastrar por ellas y darles el poder de que tomen el mando. Responder es sentirlas, identificarlas y decidir una respuesta. Esta respuesta puede derivar en una acción o bien en una modificación de pensamiento si observamos una creencia tóxica y limitante.

juego de cartas

Todas las emociones son importantes. Las emociones nos advierten de peligros, nos empujan a ser mejor persona, nos ayudan a compartir con los demás, en definitiva, nos dan una información valiosísima.

Gracias a las últimas investigaciones sobre la plasticidad del cerebro sabemos que podemos cambiar nuestros patrones negativos y creencias para poder enfocarlos a la mejor empresa que puede uno aspirar: ser la mejor versión de uno mismo.

Los niños tienen la oportunidad de aprender a utilizar su brújula emocional y conformar patrones y creencias que les lleven a tener una buena autoestima y realización personal. De nosotros depende que mantengan la confianza natural en sus emociones e intuición o que desconecten de ellas y que entreguen sus acciones a fuerzas externas sin cuestionarse si es o no bueno para ellos. De esta forma se conocerán, comprenderán a los demás y crearán su propio sistema de valores.

Hasta ahora padres y educadores se centraban en el comportamiento de los niños y en la modificación de su conducta: castigo y refuerzo eran las armas con las que contaban para tener niños “bien educados”. Hoy en día contamos con otra herramienta más importante: enseñarles a entender qué les pasa y hacerles ver que tienen opciones. En Infosal tenemos varios cursos ONLINE para aprender a trabajar las emociones que están a vuestra disposición

Educación Emocional en el Aula: Hacia una Escuela del Ser con Santiago Moll

Mindfulness para Niños: Creciendo con Consciencia

En el blog vamos a compartir  múltiples actividades de la elaboración propia  para trabajar las emociones que podemos adaptar en función del grupo y de la edad de los niños, solo tenemos que imprimir y recortar!!! Comenzamos con el Bingo de las Emociones

7 COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies