¿SE PUEDE ENSEÑAR LA IRONÍA EN AUTISMO?

foto

¿Se puede enseñar la íronia en el autismo?

El concepto de cognición social se refiere a la habilidad que tenemos los humanos de interpretar el mundo social que nos rodea. La interpretación del mundo social conlleva otras habilidades específicas.
El aprendizaje de habilidades relacionadas con la cognición social conllevará una mayor interpretación de nuestro entorno.
Las personas con TEA necesitan un aprendizaje concreto con estas habilidades específicas, ya que de manera natural no suelen aprenderlas. Por lo tanto, no podemos pedirle a una persona con autismo que interprete adecuadamente su entorno social si no entrenamos antes las habilidades específicas para hacerlo.
El aprendizaje de las habilidades específicas dependerá de cada persona. Así, nos podremos encontrar con necesidades de aprendizaje muy variadas según cada persona con TEA.

3

Los bebés a los 18 meses aproximadamente empiezan a hacer cosas como ponerse una cuchara vacía en la boca como si estuvieran comiendo o jugar con una escoba como si fuera un caballo. No están teniendo un error representacional, sino que tienen dos representaciones: una literal (es una escoba) y otra a la que llamaríamos metarrepresentación (es un caballo).
Los humanos somos capaces de representar realidades que no son la realidad inmediata y literal. En el caso de las personas con TEA, hablaríamos de un déficit en la metarrepresentación, se enfrentan a un mundo literal.
Por lo tanto, no es extraño que personas con TEA entiendan frases de dobles sentidos de forma literal. Por ejemplo, si decimos a una persona con TEA “se me cae la cara de vergüenza”, buscará en el suelo dónde está la cara que se nos ha caído. De modo que la capacidad de hacer metarrepresentaciones implica poder entender metáforas, ironías, dobles sentidos, bromas…

En relación a la literalidad de las personas con TEA, tampoco es de extrañar que algunas hayan dibujado de forma muy precisa y literal lo que ven. Este punto está relacionado con la teoría de la coherencia central débil (Frith, 1989) donde se explica la atención en los detalles, es decir, la dificultad en la capacidad de integrar información global

Para aprender a trabajar las dificultades en la cognición social con materiales adecuados y la orientación de una tutora especializada en la temática no te pierdas nuestro próximo curso

 Cognición Social y TEA

Noelia Saldón (Tutora del curso Cognición Social y TEA)

2 COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR