COGNICIÓN SOCIAL Y TEA

Una nueva edición del Curso Cognición Social y TEA comenzará en el campus de Infosal, puedes ver el programa AQUI .

El concepto de cognición social se refiere a la habilidad que tenemos los humanos de interpretar el mundo social que nos rodea. La interpretación del mundo social conlleva otras habilidades específicas.
El aprendizaje de habilidades relacionadas con la cognición social conllevará una mayor interpretación de nuestro entorno.
Las personas con TEA necesitan un aprendizaje concreto con estas habilidades específicas, ya que de manera natural no suelen aprenderlas. Por lo tanto, no podemos pedirle a una persona con autismo que interprete adecuadamente su entorno social si no entrenamos antes las habilidades específicas para hacerlo.

2

Las dificultades que nos podemos encontrar con las personas con TEA relacionadas con la cognición social son las siguientes:
 Entender las rutinas. Muchas personas con TEA necesitan un apoyo para entender su rutina diaria y más apoyo para entender que esta rutina puede tener cambios esperados o inesperados.


 Entender los diferentes puntos de vista de las otras personas. Entender que yo tengo un punto de vista concreto y que las personas de mi entorno pueden tener un punto de vista diferente al mío.

 Reconocer, entender y controlar las emociones propias y de los otros. Las personas con TEA suelen tener dificultad para entender y diferenciar las emociones, así como entender cómo pueden gestionarlas.

 Entender el significado de los gestos. Con los gestos podemos prever la intención y la conducta de las otras personas. Entender los gestos es una de las dificultades de las personas con TEA, añadiendo la dificultad para ir más allá de los gestos físicos y entender las intenciones de cada persona que utiliza un gesto concreto.

 Entender los estados mentales propios y de los demás. Con los estados mentales nos referimos a esas actividades que hacemos dentro del cerebro, actividades que no vemos pero las hacemos a diario: pensar, creer… Son aspectos que no vemos, abstractos, pero son muy importantes para entender que las otras personas pueden pensar cosas diferentes a uno mismo, incluso para entender las conductas de los demás.

 La lectura de la mente: las inferencias y las hipótesis. Algunas personas con TEA tienen dificultad para ver una conducta e inferir en la información que va más allá de la simple conducta. Además, tienen dificultad para hacer hipótesis de lo que puede ocurrir a partir de la observación de una conducta.

3


 Las creencias propias y de los otros. Entender que las personas creemos cosas diferentes. Además, nuestras creencias nos llevan a tener emociones concretas.

 Entender las mentiras y otros conceptos relacionados: fingir, fantasía, bromas, engaños, mentiras buenas y malas…

 Comprender el lenguaje social. Nos encontramos con la dificultad para entender dobles sentidos, metáforas, refranes, ironías…


 Tener sensibilidad social. Con la sensibilidad social nos referimos a entender que si decimos algo malo de alguien puede ser que se ponga triste o se enfade. Hablamos de los típicos “comentarios inoportunos”. Incluso podemos añadir la dificultad para entender que hay personas con mala intención. Por ejemplo, que un compañero diga a una persona con TEA “si no haces esto, no seré tu amigo”, y que se haga sin evaluar primero si es algo bueno o malo. Estaremos hablando de ser sensible para identificar las cosas buenas o malas que podemos decir o hacer a nivel social.

 Habilidades de conversación. Una de las dificultades de las personas con TEA suele ser la dificultad para crear una conversación, mantenerla y utilizar habilidades concretas de conversación. Con esta dificultad también encontramos otra dificultad explicada antes: dificultad para reconocer las emociones de las otras personas. E s decir, si la persona con TEA habla de un tema concreto durante mucho rato, es probable que no se dé cuenta de la posible emoción de aburrimiento de la otra persona.

 Entender las relaciones sociales. Entender la diferencia, por ejemplo, de cómo me relaciono con mis padres y cómo lo hago con desconocidos.

Noelia Saldón (Tutora del Curso Cognición Social y TEA)

Si quieres aprender a trabajar las dificultades relacionadas con la Cognición Social en TEA échale un vistazo al curso de Cognición Social y TEA de Noelia Saldón

2 COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR